Separación entre la cerveza industrial de la artesanal

La demanda por parte del consumidor de productos de mayor calidad y el éxito creciente de las cervezas trapenses, debido exclusivamente a su calidad, ya que no se hace publicidad sobre ellas, culminaron con el renacimiento de las cervezas de alta fermentación a partir de los años 70.

Entre 1985 y 1986, varias pequeñas empresas que producían cervezas de tipo artesanal comenzaron a ser absorbidas por empresas grandes y de renombre, quienes comenzaron a necesitar de procesos más rápidos para la elaboración de la cerveza lo que las llevó a perder su aspecto artesanal. Por ello empezaron a hacer distintos procesos que ya no eran manuales o a utilizar cereales lo que restaba sabor y aroma, lo que creó las cervezas Industriales.